images.jpeg

Sociedades Medicas

Una ventana a la situación de salud en Venezuela

Comunicado de la sociedad de neurología a la situación actual de salud

PRIMUM NON NOCERE

"Lo primero es no hacer daño". Cómo médicos y miembros de una sociedad científica, vemos con suma preocupación lo que día a día sucede en nuestra querida Patria. Ciertamente no podemos hacer mutis, ante el desprecio absoluto mostrado por los entes gubernamentales, por los reclamos legítimos del pueblo en todos los ámbitos. A esto se le agrega la brutal represión con la que han actuado las fuerzas represivas del gobierno. El uso de sustancias tóxicas (bombas lacrimógenas, que en muchas ocasiones están vencidas), aunado al uso de psico-terror y otros medios de tortura y represión, han sin duda alguna producido daño, mucho daño. Los médicos en general, sean opositores, oficialistas o en cargos gubernamentales (ministeriales), deben siempre cumplir con el principio universal de nuestra bella profesión: "lo primero es no hacer daño".

Los médicos, somos racionales, usamos el lenguaje para resolver nuestras diferencias, no las armas, puesto que no lesionaríamos otro cuerpo. Así mismo velamos por la salud de nuestros pacientes, en ese punto somos los primeros soldados valerosos armados de la razón, los instrumentos médicos y la compasión. Cuando atendemos pacientes que no pueden conseguir sus medicamentos, nos sentimos ciertamente impotentes ante tal situación. Esto nos ha llevado en diversas oportunidades a aportar información al Ministerio del Poder Popular Para La Salud, con la esperanza de solventar la crisis de fármacos de utilización obligatoria en las patologías que afectan la esfera neurológica.

La deficiencia de medicamentos ha llegado a un alarmante 90 %, situación que como mencionamos antes, se la hemos detallado, por fármacos, a las autoridades sanitarias, sin que se produzca una solución satisfactoria, sino en algunos casos puntuales, medidas transitorias que no resuelven nada. Esta información ha sido compartida con la red de Sociedades Científicas y con la Subcomisión de Salud de la Asamblea Nacional (en ejercicio actual), quienes han declarado la CRISIS HUMANITARIA en nuestro País.

En Venezuela hay aproximadamente 30.000 personas con enfermedad de Parkinson; 3.200.000 personas con epilepsia; 57.000 con la condición de autismo y 2.300.000 con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Estos son algunos ejemplos de la gran cantidad de pacientes que requieren atención farmacológica específica, la cual es prácticamente nula.

Mientras por un lado vemos el despliegue excesivo de armamento, bombas lacrimógenas en cantidades que parecieran ilimitadas, vehículos militares de transporte, en fin un elevado gasto en el rubro defensa, por otro lado vemos pobreza sanitaria en nuestros hospitales, ambulatorios y hasta en las farmacias populares. Los valores se han invertido por completo, hacen a un lado la humanidad para dar paso a la barbarie.

No, no nos podemos quedar impávidos ante este pandemónium en el que se ha convertido nuestro país.

Por todo lo anterior, condenamos enérgicamente toda forma de maltrato y represión. Exigimos la inmediata dotación de los fármacos neurológicos y de otras esferas de la medicina.

Finalmente, La Sociedad Venezolana de Neurología, suscribe los pronunciamientos realizados por otras Sociedades Científicas Venezolana en este tema.

Les hacemos un llamado de atención a los entes de Salud del Estado Venezolano a la rectificación. Recuerden que muchos de ustedes son médicos y como tales deben cumplir con nuestro principio:

PRIMUM NON NOCERE

Por la Junta Directiva de La Sociedad Venezolana de Neurología

Dr. José Alfonso Espitia A. Dra. María Elena López Presidente Secretaria 

Patricia Couto